jueves, 16 de marzo de 2017

97 formas de decir te quiero

Resultado de imagen de 97 formas de decir te quiero

Autor: Jordi Sierra i Fabra.
Editorial: Bruño.
Páginas: 176.
Formato encuadernación: Tapa blanda.

Sinopsis.


Cristóbal no sale de su asombro cuando Daniela, una joven desconocida, le revela que ambos murieron veinte años atrás con la promesa de reencarnarse. Pero más atónito queda aún cuando investiga la terrible y fascinante historia contada por Daniela. Es entonces cuando surge el misterio, y también la esperanza de que un gran amor roto renazca. Aunque todavía queda una última clave por desvelar...


Opinión personal.

97 formas de decir te quiero es una novela que pertenece a la literatura juvenil romántica y está narrada en tercera persona. Jordi Sierra i Fabra es un autor que escribe de una manera sencilla que resulta fácil y rápida de leer. Además, se caracteriza por tratar temas que suscitan interés, tanto en el público joven como en el adulto. 

En esta obra se desarrolla una historia que a mi me ha conquistado. Pese a ser una novela tan corta, el autor ha conseguido mezclar en ella el romance, que es uno de mis géneros favoritos, con la ciencia ficción y el misterio, lo cual son aspectos positivos a tener en cuenta. La historia de amor que surge entre los personajes es completamente extraordinaria, ya que se sale de la norma a la que estamos acostumbrados. Otro aspecto positivo del libro es que al introducir la incertidumbre que existe entorno al tema de la reencarnación que, supuestamente, ha sufrido Cristóbal, Jordi Sierra i Fabra logra que estés enganchado/a a la lectura, de manera que quieres llegar al final lo antes posible para saber si es cierto o no la historia que le han contado al protagonista.

En lo que se refiere a los personajes, destacar que, en general, me han gustado bastante. El hecho de que Cristóbal, pese a todas las evidencias que le da Daniela, no se acabe de creer la historia de la reencarnación que esta le cuenta, lo hace todo mucho más creíble, lo cual es bastante difícil dada las circunstancias. Por otra parte, Santiago, el amigo de Cristóbal, también es un personaje interesante, en la medida que aporta humor a la trama y en los consejos acertados (desde mi punto de vista) que le da a su amigo.


Si bien es verdad que la novela en su conjunto me ha fascinado, lo más que me ha gustado sin duda es su final. Aunque sea un libro autoconclusivo, se deja bastante libertad al lector para interpretar ese final de la forma que más le guste o considere, y, además, te deja con ganas de más.

En definitiva, esta historia me gustado muchísimo, y el único fallo que le veo es lo corta que es. Aunque si bien se dice por ahí que "lo bueno, si es breve, dos veces bueno".

Puntuación (5/5).

                    

No hay comentarios:

Publicar un comentario